Español
+38 068 889 89 89
00380689869898 (汉语)
00380930552240 (باللغة العربية)
00380930552240 (باللغة العربية)
+38 068 889 89 89
Ficha informativa

Our licences

\"Salto cuántico \" en el desarrollo de una niña con el síndrome de Wilson-Beren

Paciente: Sofía N.
Edad: 5
País: Dinamarca
Diagnóstico: síndrome de Wilson-Beren
Fecha de tratamiento: 2009

El estado de Sofía hizo un “salto cuántico”


Mi hija Sofía nació en 2004 con una anomalía cardiaca. Los primeros años de su vida ella padecía un cólico terrible. Permanecía hospitalizada frecuentemente en. Primeramente estábamos pensando que ella había sido traumatizada a causa del parto difícil, pero con el tiempo descubrimos que ella no se desarrolla y padece un atraso mental.

Siguiendo las huellas de las células troncales

Cuando leí en Internet que el tratamiento con las células troncales había ayudado a otros niños, empecé una investigación seria.

Estudié más de 20 clínicas de terapia celular en todo el mundo. Examiné sus métodos de administración de las células troncales, tipos de las células troncales utilizadas para el tratamiento y reacciones de pacientes a diferentes tipos de tratamiento. Una de las cosas que he descubierto consistía en que cuanto menor era la edad de las células, tanto mayor resultaba su eficiencia del tratamiento. Las células troncales más “jóvenes” son las células troncales embrionarias (edad de 5-7 días). Son muy eficientes, pero todavía no son seguras para el tratamiento. Las células troncales fetales, de la otra parte, son unas semanas mayores (4-7 semanas), ero son seguras. EmCell utilizaba precisamente esas células y su tratamiento parecía muy seguro. De la otra parte, ninguna clínica del mundo había tratado tantos pacientes como EmCell.

De esa manera, encontré el método que podía ayudar a mi hija. Todo el verano de 2009 pasé investigando como una loca. A menudo estaba leyendo hasta las 4 o 5 de la madrugada. Mi marido se mantenía aparte. Su preocupación aumento, cuando había comprendido que yo intento ir a Kiev.
– ¿Y por qué no vamos a Alemania? – ha preguntado.

Sentía decepción de la idea de llevar a cabo el tratamiento en Europa del Este. Le había asegurado que Kiev era precisamente el lugar a donde hacía falta ir: los médicos tenían la experiencia mayor, se utilizaban las células mejores y, en general, me podía creer en ese sentido.

Los prejuicios referentes a Ucrania no tenían fundamentos

Fuimos juntas con mi madre a Ucrania. He decidido pasar un curso de rejuvenecimiento, ya que me sentía enferma hace poco. Cuando aterrizamos en Kiev, estuve entusiasmada, pero a la vez preocupada. No conocía a ningún danés que hubiera pasado ese tratamiento.

Todos mis prejuicios y preocupaciones desaparecieron en cuanto había traspasado el umbral de la Clínica EmCell. Nos recibió el equipo superprofesional de médicos y enfermeras. Todos estaban muy atentos y radiaban maestría y tranquilidad, lo que hizo que nos sintiéramos en manos seguras.

El personal parece acostumbrado a ver milagros

El tratamiento ha pasado muy bien. Sofía se sentía segura y veía una película, cuando le administraban células de modo intravenoso mediante el equipo de venoclisis. Durante el examen al día siguiente el médico con brillo en los ojos nos ha preguntado:
– ¿Han notado algunos mejoramientos?

La pregunta nos hizo enmudecer. No podíamos imaginar que los resultados del tratamiento podrían aparecer de manera tan rápida. Para ese momento no hemos observado mejoramiento alguno, pero se nos impresionó que el personal de la Clínica está acostumbrado a ver milagros.

Y más tarde el milagro hizo evidente su presencia. Después del mediodía regresamos al apartamento y Sofía estaba jugando en la cocina. Sus piernas estaban desnudas, cuando “perdió” el metedor.
– Sofía, toma tu metedor y tíralo al cubo de basura – dije yo.
Siempre hablaba con ella como si ella entendiera todo lo que estoy diciendo, pero nunca me demostraba con sus acciones que yo había conseguido mi propósito.

Nos intercambiamos con sorpresa las miradas con mi madre, cuando Sofía levantó el metedor y lo había tirado al cubo de basura. Aquel día Sofía ha dado un paso enorme a la compresión de la lógica. Ahora, cuando suena el teléfono, ella sabe que hay alguien en otro extremo del cable. Cuando suena el timbre, ella entiende que tenemos visita. Ella empieza a sacar conclusiones. Antes de recibir las células troncales no mostraba esa actitud. Han ocurrido también grandes cambios a nivel físico. Pasó muy poco tiempo y hemos descubierto que Sofía mantiene mejor el equilibrio, empezó a crecer más rápido que antes.

Más tarde nos hemos enterado de que Sofía padece el síndrome de Wilson-Beren. Es una anomalía cromosómica rara. Solamente hay 200-250 personas en Dinamarca que padecen esa enfermedad. Uno de sus síntomas son “dientes ridículos” que tienen aspecto de los dientes de leche pequeños. No sé, probablemente gracias a que Sofía había recibido las células troncales antes de que crecieron sus dientes molares, ella tiene magníficos molares que uno pueda imaginar. Es, sin duda, uno de los momentos, cuando su anomalía cromosómica no se ha manifestado.

Experiencia decisiva

El tratamiento con las células troncales llegó a ser un jalón no solamente para Sofía, yo sentí su efecto también. La experiencia ha sido decisiva y no dejó lugar para dudas: tengo que compartir el progreso que hemos sentido yo y mi hija con otras personas que están luchando con traumas del encéfalo u otras enfermedades graves. Por eso decidí colaborar con EmCell. Ahora estoy dando consultas a los pacientes de la Clínica en Escandinavia.

Para la Pascua de 2011 hemos decidido volver a ir a Kiev para que Sofía pase el segundo curso de tratamiento con las células troncales. Tenemos la esperanza de que ello le permitirá hacer un salto más en su desarrollo mental y físico. Ya lo estamos esperando con ansiedad. Al mismo tiempo agradecemos a la Clínica EmCell por todo lo que había hecho ya para nosotros.

Fetal stem cells treatment results depend on: disease's severity, age of the patient, adherence for the medications and regime. Treatment results, presented on this site, are individual for each clinical case.